¡Bienvenidos al Blog de Gesagrupo! En el encontrarás artículos de interés para los Transportistas.

Post recientes

¿Interesado en diseñar una ruta internacional?

En la mayoría de los sectores del comercio de la sociedad moderna la eficiencia es uno de los valores que más buscan tanto consumidores como fabricantes. Esto es más cierto cuando se trata del transporte terrestre internacional. Ahora bien, para lograr esa eficiencia, hay que llevar un producto desde el punto A al B con las mínimas interrupciones y riesgos posibles. Esto no es tan sencillo, ya que hay muchos factores que pueden afectar de forma negativa el traslado.

En este artículo encontrarás esos elementos que pueden perjudicar el transporte y algunos consejos para evitarlos.

 

Elementos a considerar en la planificación de rutas de transporte terrestre internacional

Desde que existe el comercio entre naciones, hemos tenido la necesidad de planificar los viajes para llevar las mercancías que se negocian. En la actualidad existen varios elementos que generalmente se utilizan en la planificación de rutas internacionales. De esa manera no solo se consiguen rutas más seguras y eficientes, sino que, además, se puede escoger recorridos alternativos y hacer planes de contingencia en caso de un retraso inesperado.

En este punto es importante conocer estos factores para poder prevenirlos y evitar posibles retrasos. Por otro lado, al conocer los elementos que pueden causar inconvenientes, también se puede ajustar los tiempos de recepción que se garantizan a al cliente final.

Los requerimientos de los tipos de carga

No es una sorpresa enterarse de que según el producto que se esté transportando, se necesita estar atentos a las particularidades que tienen. Dicho de otra manera: según lo que se traslade, el medio para transportarlo debe ajustarse a las características del producto.

Así, la mayoría de los productos no perecederos pueden tardar semanas, meses o incluso años en llegar de un sitio a otro sin que se dañen o baje su precio. Sin embargo, al transportar alimentos, por lo general, no puede pasar mucho tiempo sin que pierdan parte de su valor o se deterioren. Incluso, en algunos casos, se puede presentar la situación de que la empresa transportista deba cubrir el coste de desechar un producto en mal estado.

Para minimizar estos inconvenientes, hay que asegurarse de que el medio de transporte terrestre (por lo general camiones) cumpla con las condiciones de temperatura, ventilación, etc., necesarias para que los productos sean entregados en buen estado.

Así mismo algunos productos no pueden esperar en un centro de distribución convencional, sino que requieren ser almacenados de forma especial en lugares acondicionados para ese fin.

Estimación del tiempo que la carga permanecerá en ruta

Otro de los puntos importantes al momento de transportar mercancías es el tiempo estimado que se tarda en entregar la carga. Aquí, para poder ofrecer márgenes de entrega que se ajusten a la realidad, es importante tomar en cuenta los posibles obstáculos e inconvenientes en la ruta que puedan causar retrasos en el itinerario.

Además, no solo se debe considerar la distancia entre el punto de salida y el de llegada, hay que considerar otros factores. Elementos como los tiempos de descanso del conductor, accidentes viales, el tráfico, etc., pueden causar retrasos inesperados a la hora de entregar la carga.

Asimismo, se debe considerar la época del año y el clima, ya que no es igual conducir con buen tiempo durante el verano, que hacerlo en los meses de lluvia o en invierno. Cuando hay agua en la carretera, lo más recomendable es conducir a una velocidad adecuada que ayude a mantener el control del vehículo.

Posibles obstáculos en la ruta

Ningún traslado de mercancías por carretera está exento de posibles obstáculos. En este punto, lo importante es estar preparados, ya que no es suficiente tener un buen plan de alternativas para solventar los contratiempos, sino que se debe tener la capacidad de actuar anticipándose a los inconvenientes.

Aquí se debe estudiar las incidencias que pueden afectar los tiempos de entrega en los diferentes métodos de transporte y analizar cuales rutas suelen ser las más accidentadas. También es importante tener presente el contexto temporal, político, ambiental, etc.

Vías alternativas y planes de contingencia

Por supuesto que todos los clientes esperan que sus mercancías sean entregadas a tiempo. Ya que, de no ser así, en algunos casos pueden perder dinero. Sin embargo, si ocurre algo inesperado y el retraso no es excesivo, los clientes pueden ser comprensivos. Claro que, en este punto, la empresa encargada de transportar la mercancía debe contar con diferentes planes y alternativas para minimizar los efectos y los posibles daños de dichos retrasos.

Está claro que siempre se debe tener vías alternas preparadas de antemano para poder sortear cualquier obstáculo que se presente durante la conducción. Sin embargo, para asegurar que la mercancía llegue a tiempo a su destino, es importante contar con otras estrategias.

Es conveniente diseñar planes de contingencia y establecer una red de socios y partners en diferentes países que puedan, al momento de un inconveniente, culminar el transporte y entregar la carga con el menor retraso posible.

Las necesidades administrativas tanto del cliente como de la empresa trasportista

El transporte internacional de carga, no solo requiere conducir un vehículo de un país a otro. Es importante considerar que las condiciones cambian y hay una serie de factores que se deben tomar en cuenta.

En este sentido no hay que olvidar que las aduanas son lugares en los que pueden surgir inconvenientes y situaciones que pueden afectar negativamente el tiempo estimado de entrega. Prever situaciones como faltas de documentación o posibles cambios en las regulaciones, puede ser la diferencia entre una entrega a tiempo y que la carga sea retenida y permanezca semanas en un almacén de la aduana.

Aquí se puede ver la importancia de contar con una empresa transportista solvente y que tenga personal experto sobre el terreno.

Por supuesto que el transporte terrestre internacional, es una de las maneras más eficientes y económicas de trasladar todo tipo de cargas y mercancías entre los países. Por eso es importante que los productores, intermediarios, transportistas e incluso el cliente final se involucren en el proceso de transporte. Así la carga llegará a su destino segura y a tiempo.

Comparte